Mobile Menu - OpenMobile Menu - Closed

Congressman Tony Cardenas

Representing the 29th District of California

NBC Latino Opinión: Pasen un camino a la ciudadanía, no la ley KIDs

Jul 23, 2013
Spanish Releases
Respondiendo a la gran responsabilidad que tenemos de tratar los asuntos apremiantes del país, Republicanos de la Cámara de Representantes ahora nos muestran un nuevo ejemplo del mismo problema. Ofrecen un enfoque fragmentario al enorme problema al que se enfrenta nuestra nación en torno a la política migratoria. Nos vemos obligados a preguntarnos si realmente tienen la intención de realizar los cambios críticos que necesitamos. En vez de intentar arreglar su reputación y ser un partido inclusivo de las comunidades latinas e inmigrantes de América, están obstruyendo la mejor oportunidad para una reforma migratoria integral que hemos visto en más de una generación.

Opinión: Pasen un camino a la ciudadanía, no la ley KIDs
Lorella Praeli y el Representante Tony Cárdenas
3:06 pm en 07/23/2013

Respondiendo a la gran responsabilidad que tenemos de tratar los asuntos apremiantes del país, Republicanos de la Cámara de Representantes ahora nos muestran un nuevo ejemplo del mismo problema. Ofrecen un enfoque fragmentario al enorme problema al que se enfrenta nuestra nación en torno a la política migratoria. Nos vemos obligados a preguntarnos si realmente tienen la intención de realizar los cambios críticos que necesitamos. En vez de intentar arreglar su reputación y ser un partido inclusivo de las comunidades latinas e inmigrantes de América, están obstruyendo la mejor oportunidad para una reforma migratoria integral que hemos visto en más de una generación.

Republicanos del Congreso ayudaron a que muriera el DREAM Act en 2010, frustrando las esperanzas de estudiantes que vinieron a este país de niños y que aspiran a la enseñanza superior o al servicio militar. Dejar morir el DREAM Act precipitó la espiral del partido hacia opiniones extravagantes. Ahora quieren hacer política con las vidas de esos estudiantes y sus familias para intentar convencernos de que se toman en serio y de forma compasiva la reforma migratoria.

Sabemos que lo único que se encuentra entre la mesa del Presidente Obama y un verdadero camino a la ciudadanía que conlleve crecimiento económico es el liderazgo Republicano de la Cámara. Por ahora, se han negado a dedicarle una votación a la reforma migratoria en el hemiciclo. Incluso han votado para desfinanciar acción diferida, un programa administrativo inmensamente popular y eficaz para parar la deportación de personas jóvenes que han crecido en Estados Unidos. Están apoyando el llamado SAFE Act, que llevaría a incidentes masivos de criminalización, discriminación y perfil racial en nuestras comunidades. Ahora tienen pensado ofrecer una versión más débil del DREAM Act como consolación, y esperan que les animemos.

Los DREAMers han hablado claro. No dejarán atrás a sus padres y no tolerarán legislación que les condene a ellos o al resto de nuestra comunidad a una vida en perpetua segunda clase. Esa no es la América sobre la que leímos en nuestras clases de educación cívica e historia. Esos no son los ideales por los que aprendimos a vivir o a los que nos dirigimos en el juramento a la bandera.

Cuando Lorella era niña en Perú, un carro le oprimió contra una pared y perdió su pierna derecha. Sus padres la trajeron a los EEUU para recibir tratamiento médico y la oportunidad de vivir una vida completa y normal, donde su pasado no le impediría alcanzar sus sueños. Sus padres lo sacrificaron todo por ella. Esa historia es una entre millones; la familia de Lorella es como familias de todas partes de EEUU, de Connecticut a Florida a Oklahoma a California y Utah.

No son sólo historias, son también la fuerza que impulsa a la gente que nos va a ayudar a sacar adelante a nuestra nación. Olvide que la reforma migratoria con un claro camino a la ciudadanía es lo correcto; los DREAMers y sus familias también harán crecer la economía americana. Los inmigrantes que logran su ciudadanía a través de legislación del Congreso agregarán miles de millones de dólares a nuestra prosperidad futura, creado millones de trabajos para los americanos.

Estos son los hechos según la oficina imparcial CBO: decretar una reforma migratoria similar a la que fue aprobada por el Senado aumentará el Producto Interior Bruto (GDP) relativo a predicciones de ley actuales un 3.3% en 2023 y un 5.4% en 2033, lo que significará $700 mil millones en 2023 y $1.4 billones en 2033. Además, tal legislación reduciría el déficit presupuestario federal casi $850 mil millones a lo largo de 20 años. La deuda de EEUU habrá caído 3 puntos porcentuales para el 2023, comparado con la ley actual. Esto desencadenaría más gasto en productos y servicios y generaría $181 mil millones en mayor crecimiento económico para el año 2030. Aprobar legislación con un camino a la ciudadanía generaría beneficios económicos enormemente importantes para nuestra nación.

Son millones los padres que ponen sus propios sueños en espera para poner primero a sus hijos, viniendo a un nuevo país y rehaciendo sus vidas para que sus hijos tengan la oportunidad de luchar por el sueño americano. Cualquier propuesta legislativa que se presente debe honrar ese sacrificio y la sangre, el sudor y las lágrimas de nuestros padres y el trabajo que realizaron por sus hijos.

2013 es el año de la reforma migratoria con un verdadero camino a la ciudadanía para la comunidad entera – para todos los 11 millones de trabajadores americanos en espera, no sólo los pocos privilegiados. El trabajo de los padres de los DREAMers – limpiando casas y hoteles, construyendo y manteniendo edificios y carreteras, cuidando de niños y ancianos – es tan valioso para la América que todos consideramos nuestro hogar como los títulos universitarios y los objetivos profesionales que forman las esperanzas y aspiraciones de los DREAMers.

Debemos honrar ese trabajo, y a la gente que lo hace, gente que simplemente quiere vivir el Sueño Americano. Es la hora de reforma migratoria verdadera que trace un camino a la ciudadanía para nuestras familias y nuestras comunidades.

Lorella Praelli es la Directora de United We Dream y el Representante Tony Cárdenas es un Demócrata que representa el Distrito Congresional 29 en California.